es eu en

Buscar Materiales

Búsqueda avanzada

Recursos para educar

Actividades

Binta y la gran idea

Se trata de la reflexión sobre el cortometraje “Binta y la gran idea” mediante actividades antes y después de verlo.

¿Quiénes somos?

Se trata de un juego cooperativo en el cual las personas participantes intentan colocar las columnas sobre los diferentes tableros y niveles del Palazzo Paletti, añadiendo un nivel extra cada vez que se quede alguna persona bloqueada en el último nivel. Valoraremos el trabajo en equipo.

Me caigo

Les pedimos que caminen por la sala. Cada cierto tiempo, cuando nosotras demos una señal estableciendo contacto visual con ellos o ellas, una de las chicas o chicos dirá “¡que me caigo!” y se dejará caer al suelo. El resto del grupo deberá reaccionar rápidamente y acercarse para evitar que se caiga al suelo y se haga daño. Cuando la persona esté “salvada” el juego continuará hasta la siguiente señal, repitiendo la fórmula y generando un ambiente de unión y confianza grupal.

El tren ciego

El grupo grande se divide en diferentes grupos pequeños, cada grupo construirá un tren dónde la persona maquinista (la última persona de la fila) no puede hablar y las personas viajeras llevan los ojos tapados y no ven. Cada tren deberá moverse por el espacio sin chocarse con el resto de trenes y para ello debe seguir las indicaciones de la persona maquinista que como no puede hablar, utilizará señales y dará palmadas en el hombro a su compañero o compañera.

Nuestro grupo

Animaremos al grupo a realizar el siguiente ejercicio: se repartirán por la sala y tendrán que ir caminando, moviéndose por ella, y cada vez que se crucen con otra persona, se saludarán cada vez con más cercanía. Después se propone una actividad de reflexión grupal con la ayuda de los materiales para poner el nombre del grupo.

Horizontes de futuro, compartiendo sueños

Se trabaja la realidad de las personas refugiadas mediante la publicación “Horizontes de futuro”. Los chicos y las chicas del grupo organizarán los textos y dibujos que les ha tocado, clasificándolos en tres momentos según crean que han sido dibujados. Tras un rato de trabajo en parejas, se comparte en el grupo grande cómo han clasificado los testimonios y los dibujos y cómo se han sentido al conocer más en profundidad esa realidad. Se puede cerrar reflexionando sobre qué tenemos que hacer para tratar de conseguir que se cumplan los deseos de todas las personas.

En la mochila

Consiste en ponerse en la piel de las personas refugiadas eligiendo que 10 objetos llevarías en una mochila si tuvieras que huir de tu entorno.

Globingo

Se reparte a las chicas y chicos una fotocopia con las casillas y las instrucciones. Deberán rellenar las casillas que puedan, obteniendo la información de los demás participantes. Cuando alguien pueda contestar a una pregunta, deberán escribir en la casilla correspondiente el nombre del país y el de la persona que le ha proporcionado la información. Al completar una fila de casillas deben gritar “¡Globingo!”. La persona que ha gritado tiene que marcar en el mapa utilizando pegatinas los países que ha apuntado en su hoja. El juego seguirá y repetiremos la misma dinámica hasta conseguir que el grupo termine de completar sus fichas y el mapa se llene de las pegatinas marcando países. Una vez finalizado el juego, acabaremos con una reflexión en grupo grande.

Coloreando mandalas de Los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Explicamos los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el Mundo. Tras la presentación del tema dejamos un tiempo de reflexión personal, dejamos pinturas y mandalas repartidos por la sala para que cada chico o chica vaya cogiendo el dibujo que más le guste y empiece a colorear.

Tecnología Libre de Conflicto

Se divide al grupo en grupos pequeños y repartimos a cada grupo las fotos. Les pedimos que piensen el recorrido que hace un teléfono móvil desde que “nace” hasta que “muere”, después tendrán que ponerlo en cartulinas y explicarlo al grupo grande. Para terminar, les pedimos que piensen en los impactos y en qué podemos hacer nosotras y nosotras para eliminarlos o al menos reducirlos. Escribimos en una cartulina nuestras propuestas con las ideas que salgan del debate.

Religiones por el mundo

Dividimos la clase por grupos y a cada uno le tocará pertenecer a una zona del mundo. Cada grupo tendrá que buscar información sobre los movimientos religiosos que en su zona se dan. Después presentará la información al resto del grupo en un cuadro resumen donde se recojan las características más significativas de cada una de ellas. Tras la puesta en común, abriremos un debate.

¿Verdad o mentira? ¿O es relativo?

Comenzamos contextualizando la realidad de India. Individualmente responderán a preguntas y después iremos compartiendo en grupo cada una. Irán compartiendo sus puntos de vista, dando razones y argumentos.

Los Papalagi

El educador o educadora pedirá al grupo que dibujen a los Papalagi según vayan imaginándolos mientras se va leyendo en voz alta el texto. A continuación se muestran los dibujos y se dialoga sobre los Papalagi y sus costumbres, por qué los han dibujado de esa manera y qué imaginan que hacen. Tras el debate, se descubre la identidad del pueblo que representan los Papalagi y se discute en grupo sobre la diversidad, los prejuicios, etc.

Mapas parlantes

Se comienza presentando la definición de lo que es un mapa parlante: aquél que sirve para conocer las diferentes percepciones que tienen las personas que habitan en una localidad. El grupo realizará un mapa parlante de su barrio, pueblo o ciudad, para ello se dividirán en diferentes grupos más pequeños y durante 45 minutos, saldrán a pasear, observar, mirar, hablar con la gente, etc. En la segunda sesión, se recogerá la información obtenida, la analizarán y la volcarán sobre el mapa.

El mercado del mundo

Dividimos al grupo en grupos más pequeños. Cada grupo tendrá que buscar etiquetas de productos que hayan sido elaborados en algún país del Sur. A continuación, pensarán en los diferentes pasos que da el producto hasta llegar a la tienda en su barrio, y calcularán el porcentaje del precio final que se llevan esos agentes que intervienen en la comercialización. Finalmente, elaborarán un mapa de su barrio y marcarán los puntos en los que se pueden encontrar los productos que han analizado. Se les pedirá que analicen qué personas se ven beneficiadas y quiénes perjudicadas de esta distribución, y qué se puede hacer para hacer el reparto más justo.

Kili-kolo

Juego que consiste en escribir derechos y deberes e insertarlos en piezas que habrá que ir colocando en sendos lados de una balanza sin que pierda el equilibrio. Se finaliza la dinámica con una reflexión.

¿Dónde estoy?

Ejercicio de relajación y meditación que puede servir a modo de introducción para otros ejercicios.

Un mundo uniforme. Un mundo diverso.

La persona que dinamiza el grupo propone que describan e imaginen cómo sería un planeta o un territorio concreto en el que primase la consigna de la uniformidad. Deberán describir cómo se comería, cómo se vestiría, la lengua que se hablaría, quién lo dirigiría, la producción que primaría, la moneda que se utilizaría, etc. A continuación se propone imaginar y describir un planeta o territorio concreto en el que primase la consigna: “Sumemos capacidades. Por una educación inclusiva”. Finalmente se escribirán las conclusiones en una cartulina y se responderá a varias preguntas.

¿Tú qué gafas llevas?

Comenzarán con una lluvia de ideas en la pizarra, creando las diferentes categorías de personas que creen que hay en su entorno. Por parejas, seleccionarán una o dos de esas categorías y construirán unas gafas que representen la visión de la realidad que esa persona que han seleccionado tiene en su día a día. El juego consistirá en que cada persona del grupo se ponga unas y trate de ver la realidad desde ese punto de vista.

Antirumor

En una cinta de carrocero, se escriben diferentes nacionalidades de origen o culturas. El educador o la educadora coloca en la frente de cada persona una de las cintas, sin que la persona vea cuál es la suya, se colocará además un folio en blanco en la espalda. A partir de ese momento, se les pide que caminen por el espacio viendo lo que cada persona tiene en su frente, y escribiendo en su espalda qué les sugiere esa cultura, cómo reaccionan al encontrarse con esa persona de esa nacionalidad… se les anima a poner “lo primero que piensen” sin darle vueltas. Una vez que pasen 10 minutos, se sentarán en el grupo grande y se quitarán el folio. Cada persona leerá lo que le han escrito y tendrán que adivinar lo que pone en su trozo de cinta de carrocero. Una vez adivinado, se debatirá en grupo grande sobre los pensamientos que se han escrito.

© 2011 ALBOAN - Padre Lojendio, 2, 2º 48008 – Bilbao - Teléfono: 944 151 135 CC Licencia de Creative Commons